eMe
En línea
eMe

Antes de irte, califica esta conversación.

Tu opinión nos ayuda a crecer.

Gracias

Hubo un error en tu solicitud

Soy eMe
¿Te asisto?

Seguro de Protección en Cajero

En la sucursal y en el cajero automático te protegemos. Cuando salís, también.


Protección en Cajero

Coberturas

En caso de robo o hurto del dinero que retiraste en el cajero o en la sucursal, con este seguro:
  • Recuperás el dinero sustraído.
  • Se te reembolsan los gastos de renovación de llaves y de tus documentos personales (DNI, cédula de identidad, pasaporte, registro de conductor, etc.).
  • Tu familia queda resguardada en caso de fallecimiento causado por el robo.
  • Disponés de un servicio de asistencia que te asesora para realizar la denuncia por robo, envío de mensajes urgentes y traslados hasta la comisaría más cercana y a tu domicilio.

Seguro de cajero Plus

Además de las anteriores, podés sumar las siguientes coberturas adicionales:
 
  • Protección de compras. Cobertura frente a daños accidentales de los bienes muebles comprados con tu tarjeta de débito o crédito asegurada.
  • Protección del precio. Reembolso de la diferencia si encontrás una oferta del mismo bien que compraste con tu tarjeta de débito o crédito asegurada a un precio menor (con idénticas características).

¿Cómo puedo contratar un seguro?

 
  • Varias alternativas
  • Rápido
  • Fácil

Diseñadas por las compañías aseguradoras con las que trabajamos


Para que te resulte más accesible, podés solicitar y contratar tu seguro en las sucursales de Banco Macro.

Algunos seguros los podés adquirir al mismo tiempo que recibís otro producto o servicio. Por ejemplo, al abrir una cuenta bancaria y recibir la tarjeta de débito te pueden ofrecer el seguro de cajero. Al recibir un préstamo hipotecario te pueden sugerir que protejas tu vivienda con un seguro de hogar.

Los seguros son instrumentos de protección económica: a cambio de pagar periódicamente montos muy pequeños (la “prima” o precio del seguro), tenés derecho a recibir una suma de dinero, si ocurre una determinada situación que te perjudica a vos o a tu economía. Es decir, el seguro cubre el riesgo de que suceda algo no deseado.

Los seguros también se consideran una forma de ahorro, ya que te pueden evitar graves perjuicios. En caso de que se produzca esa situación no deseada (llamada técnicamente “siniestro” o “hecho asegurado”) el impacto económico para vos es mucho mayor si no tenés seguro: un incendio o una filtración de agua en el hogar, un accidente, el robo o la pérdida del celular, etc.